Los actos jurídicos complementarios

——————————————————————–Texto en PDF

Abg. Iván Rosales Chipani
Notario y Docente Universitario

Por su emisión, también llamados «Documentos Complementarios»

.

I. INTRODUCCIÓN:

Los actos jurídicos complementarios son todos aquellos actos adicionales a un documento principal, y que al emitirse con posterioridad, sirven para ampliar, modificar, ratificar, aclarar o corregir los mismos.

Son también conocidos o emitidos bajo el título de ADDENDA, si se quiere usar la forma latina (desaconsejada por la Real Academia Española)​ se dirá “addendum”, para el singular; y adenda”, para el plural.

En idioma inglés la palabra “ADD” significa adherir con un complemento a algo principal, pero en rigor en Bolivia debemos en lo posible usar su significación castellana “Actos jurídicos complementarios o adicionales” o por su medio de emisión “Documentos complementarios” en orientación  de la Ley Nº 269, de 2 de agosto de 2012, en sus Arts. 2, 3 y 8.

Artículo 2°.- (Ámbito de aplicación)
La presente Ley garantiza los derechos lingüísticos individuales y colectivos de todos los habitantes del Estado Plurinacional de Bolivia.
La administración pública y las entidades privadas de servicio público, tienen la obligación de dar cumplimiento a la presente Ley.
Artículo 3°.- (Principios) Los siguientes principios rigen la presente Ley:
a) Descolonización. Desmontar las estructuras mentales de dominación producto del colonialismo lingüístico y cultural, reproductoras del racismo, discriminación y explotación, para una convivencia armónica, incluyente, intracultural e intercultural en igualdad de condiciones con plena justicia social.
(…)
Artículo 8°.- (Idiomas oficiales) Son idiomas oficiales del Estado, el castellano y todos los idiomas de las naciones y pueblos indígena originario campesinos…

(LEY 269 – Ley General de Derechos y Políticas Lingüísticas)

.

1.1.- En materia Notarial:

Los actos jurídicos complementarios en lo notarial, son fundamentalmente cambios a una escritura principal mediante un acto similar complementario, por esta razón la matriz del principal o primigenio debe merecer una nota de constancia que lo vincule a su complementación adición o cancelación:

ARTÍCULO 49. (ACLARACIONES, ADICIONES, MODIFICACIONES O CANCELACIONES).
El instrumento público protocolar podrá ser objeto de aclaración, adición, modificación o cancelación, mediante otro instrumento público protocolar, debiendo asentarse constancia de tal extremo en el primigenio.

(Ley 483 – Ley del Notariado Plurinacional – LNP)

Y cuando decimos que la emisión documental de este acto complementario debe ser “un acto similar” nos referimos a que debe ser idéntico en su forma o jerarquía al principal, para su validez (si el acto jurídico principal fue emitido por escritura, su complementación no puede ser por documento privado, por ejemplo, sino en igual forma que la primigenia: por escritura).

Los documentos complementarios son aquellos dependientes de las escrituras o actas protocolares, que tienen por objeto completar a estas mediante actuaciones posteriores a su autorización que imponen su documentación en textos separados pero que integran de una u otra manera el mismo documento protocolar.
(Doc Complementarios, Revista Notariado)

Por supuesto, que en lo notarial, también, como veremos, existe la posibilidad que en el mismo acto jurídico o escritura, se puedan imprimir esos actos complementarios a través de las notas por subsanaciones, enmiendas o arreglos (Vía nota complementaria: “Omisiones a subsanarse” Art. 56, inc f. de la LNP, o «Nota Marginal” Art. 66  Reglamento a LNP)

.

1.2.- La Cláusula adicional:

Las enmiendas, correcciones o adiciones inmediatamente emitida una minuta o contrato, también pueden efectuarse por sus partícipes como un anexo al mismo escrito, sin necesidad de suscribir un nuevo instrumento, dicho inserto es la cláusula adicional.

La cláusula adicional, –para algunos en desuso por la comodidad de reutilizar el contenido de un archivo que se tuviera guardado en el ordenador–, es un texto adicionado en un mismo contrato, incluso después de firmado por los contratantes y el(la) abogado(a), en el que se agrega información no contenida en el escrito principal y por ello se requirió colocarla en un anexo o adición, ya sea porque se omitió involuntariamente o se generó posteriormente a la elaboración del texto principal.

Empero para su validez, la cláusula adicional debe ser firmada nuevamente por todos las partes y el abogado.

Ahora bien, no decimos que no pueda hacerse, pero es de esperar que el texto aclarativo, correctivo y complementario –cláusula adicional mediante-, verse sobre algo específico del documento principal sin cambiarle el espíritu íntegro del contrato (supongamos inicialmente se refería a un contrato de préstamo, y con la cláusula adicional “se intenta aclarar” que era una transferencia en venta de un inmueble). Siendo el caso así de extremo: Cuando otro era el espíritu y la voluntad inicial de las partes, a efectos de despejar absolutamente confusiones, en ese caso “excesivo” será por supuesto conveniente labrar otro contrato principal.

Si es el mismo día de la facción del documento principal, al final de la cláusula adicional los abogados redactores aún estilan colocar el texto: FECHA UT SUPRA, que quiere decir que la fecha es la misma que la descrita líneas arriba, pero como ya dijimos podríamos usar perfectamente el texto en castellano Misma fecha” o la descripción íntegra de la fecha a mayor abundamiento “Cochabamba,__ de ___ de 2.0_2, etc.

Cláusula adicional
Aquélla que se inserta en un acto jurídico para aclarar sus alcances o favorecer su interpretación, pero de ningún modo afecta la validez del mismo.

(Cláusula Adic., Enciclopedia Jur)

.

II. CONVALIDACIÓN, CONFIRMACIÓN, RATIFICACIÓN Y RECTIFICACIÓN:

2.1. La Convalidación:

Es una especie de rectificación o regularización operada en un contrato nulo, por cuyo efecto pasa a ser válido y eficaz (contrato convalidado). Tal sucede cuando el transmitente de una cosa no es dueño o carece de poder de disposición sobre ella al perfeccionar el contrato, y más tarde adquiere el dominio.

La consecuencia principal perseguida a través de la convalidación es la desaparición de la impugnabilidad del contrato. En un sentido más restringido, se habla de convalidación cuando la eficacia del contrato depende de que éste se formalice documentalmente según prevea la ley.

Hacer válido lo que no lo era. La convalidación constituye un acto jurídico por el cual se torna eficaz otro que estaba viciado de nulidad relativa. Ahora bien, si el acto que se intenta convalidar es nulo, de nulidad absoluta, también lo será la convalidación; de tal manera que solo cabe realizarla en aquellos actos cuya nulidad sea subsanable.
(
La convalidación, Enciclopedia Jur)

Para la convalidación, se exige la presencia de las 2 partes que celebraron un acto jurídico que adolecía de un vicio o defecto no sustancial que podía ser cuestionada su anulabilidad (vale decir esta convalidación será una manifestación bilateral)

Con la convalidación las partes (acreedor, deudor) pierden el derecho a cuestionar el acto convalidado; los efectos del mismo se retrotraen a la fecha en que se celebró el acto.

.

2.2. La Confirmación:

En Derecho Civil, la confirmación no es otra cosa que la manifestación de voluntad por medio de la cual el titular de una acción de nulidad relativa renuncia a accionar y, mediante un nuevo consentimiento, convalida retroactivamente el acto.

Es una declaración negocial realizada por quien podría ejercitar la acción de anulabilidad contra el contrato, el cual queda ahora corroborado convirtiendo su validez provisional en definitiva. Para ello, deberá el confirmante subsanar el vicio de que adolecía el contrato. Implica la renuncia a la acción de anulabilidad. La declaración se hará de forma expresa o tácita. No debe confundirse con el reconocimiento de contrato, que se dirige a subsanar deficiencias en la prueba de su existencia.
(La confirmación, Enciclopedia Jur)

La confirmación se opera con la presencia de una persona –reiteramos por quién podría ejercitar la acción de anulabilidad– (manifestación unilateral); este acto jurídico está pues orientado a hacer desaparecer un vicio o defecto no sustancial que sería causal de anulabilidad del acto por confirmar.

Siendo sus características: Unilateral, Irrevocable, no autónomo (accesorio), Incondicional, Ilimitado temporalmente y retroactivo

Clases de confirmación: La confirmación puede ser expresa: Es decir la mención o manifestación deber ser expresa y puntual, con una descripción precisa de la causal de anulabilidad (Declaración expresa del confirmante), debe constar en instrumento escrito (prueba de existencia)

Pero también esta confirmación puede ser tácita: Cuando la parte que puede cuestionar judicialmente la validez del negocio anulable, ejecuta el acto deliberadamente dándole a esta validez (parcial o total).- Ello implicará la renuncia de hecho a impugnar el acto anulable y este acto ya no es susceptible a ser anulado

También puede darse cuando existen hechos que demuestren indubitablemente la intención de no ejercitar la acción de anulabilidad.

“En estricto sentido la convalidación es bilateral, y la confirmación es unilateral”

.

2.3. La Ratificación:

Normalmente la ratificación es un acto jurídico unilateral,  por el cual un titular de un derecho le reconoce eficacia a una declaración de voluntad hecha por otra persona en su nombre sin representación o que habiéndola tenido se excedió de sus atribuciones.

Con la ratificación, el acto se convierte en representativo válido, que vincula jurídicamente al tercero con el ratificante.

Ratificación
Aunque en sentido amplio se identifica con la confirmación de un contrato, en sentido restringido, que suele ser el habitual aquí, se opone precisamente a la confirmación y aunque el efecto último sea el mismo en ambas figuras. La ratificación, en este sentido, es la subsanación de la falta de autorización representativa o de la extralimitación de poder en que incurrió el representante. Se diría que es como la concesión de un mandato a posteriori.

(La ratificación, Enciclopedia Jur)

Características: es retroactivo, no personalísima (poder/apoderado), es formal (adopta la forma que la ley exija), es unilateral, no condicional, es adyacente (no autónomo ni accesorio – no crea nuevas relaciones jurídicas) y finalmente no perjudica el derecho de tercero:

El acto celebrado sin representación o con excedente de atribuciones, se elimina mediante la ratificación – la ineficacia está sujeta a condición suspensiva.

Clases de ratificación: Esta puede ser expresa (probatoria o solemne), o Tácita (actitudes o conductas que demuestran indubitablemente la decisión ratificadora)

.

2.4.- Los actos jurídicos de aclaración y rectificación:

Tanto los documentos de aclaración como los de rectificación, son actos jurídicos complementarios, fundamentalmente por las mismas partes, de un contrato principal.

La diferencia radica en que por el contrato de Aclaración se intenta aclarar, puntualizar, precisar algunos aspectos o resolver una omisión secundaria.-

La segunda (La Rectificación) fundamentalmente tiende a modificar el contrato principal, sea como corrección que aclara la verdad alterada por el error o malicia; sea como subsanación de los defectos del documento principal, o finalmente la reducción de los excesos a su debida exactitud.-

Siendo que el documento principal haya tomado una determinada forma, vale la importancia reiterar que, cada uno de los actos complementarios de análisis, debe conservar cuanto menos esa misma forma para su legal validez y ser suscrito por los mismos participes (por todos los partícipes).

.

III. ENMIENDAS O SUBSANACIONES NOTARIALES:

En determinadas situaciones, subsanar o enmendar una escritura es algo que resulta necesario, a veces porque el defecto estaba advertido por el notario de antemano, en otras ocasiones la subsanación resulta necesaria con posterioridad.

Esos errores son de la más variada índole. Unas veces se trata de la omisión de un dato, que obra en la notaría, como, por ejemplo, el estado civil, un error al transcribir un apellido, el nombre de una calle, etc. En otras ocasiones existe un error aritmético fácilmente detectable como consecuencia de rehacer las operaciones, cuyas bases resultan indubitadamente en el documento público notarial. Sin embargo, otras veces, el defecto es relativo a la propia voluntad, aparece contradictoria o insuficiente, en tales casos deberá ser necesaria la concurrencia de los interesados o intervención judicial.

Respecto a la forma de enmiendas notariales como elementos adicionales o complementarios en una misma escritura: aclarar que la matriz de la escritura asentada en el protocolo no debe contener raspaduras o entre líneas, cualquier defecto debe ser salvado por la notaria o el notario, antes de la firma de los partícipes otorgantes, testigos si los hubiera u otros, y debe hacerlo con nota especial (Nota marginal) indicando su ubicación en la línea correspondiente del anverso o reverso del papel, antecedentes que deben ser transcritos en el Testimonio respectivo.

ARTÍCULO 65.- (SUBSANACION DE ERRORES DE FORMA) Los errores de forma que no afecten al fondo podrán ser subsanados por la notaria o el notario de fe pública, autorizante, en el protocolo y en la escritura pública, por propia iniciativa o a instancia de la parte que los hubiera advertido, a través de notas marginales.
ARTÍCULO 66.- (MODO DE SUBSANACIÓN). La subsanación podrá hacerse por diligencia en la propia escritura matriz por nota marginal en las que se hará constar el error, la omisión o el defecto, su causa y la declaración que lo subsane.

(D.S. No. 2189 – Reglamento a LNP)

.

3.1.- Omisiones a subsanarse:

En ocasiones, el notario en su atribución de controlar y dar legalidad al acto jurídico expresado en una escritura, advierte alguna insuficiencia, y que a su criterio podría subsanarse en el mismo acto, por cuanto recordemos que, no obstante  una escritura pueda tomar como base una minuta, siendo esta –la minuta– un proyecto, borrador u orden, pero que puede contener alguna imprecisión, en la constancia que todos los partícipes estuvieran presentes, el dador de fe en su condición de AUTOR de la escritura, podría emitir en la misma conclusión de la escritura, una Nota: “Subsanación de Omisiones” (Art. 56 inc f), LNP), en la que podría hacer constar de forma expresa la insuficiencia o el error, y su subsanación o por los datos correctos, o cubriendo suficientemente la insuficiencia, reiteramos con la expresa presencia de todas esas partes, que tras esa constancia suscribirán validando la escritura y esa subsanación de omisión.-  

ARTÍCULO 56. (CONCLUSIÓN DE LA ESCRITURA PÚBLICA).
La conclusión de la escritura pública expresará:
(…)
f) Las omisiones que a criterio de la notaria o el notario deban subsanarse para obtener la inscripción de los actos jurídicos objeto del instrumento y que las y los interesados no hubieran advertido;

(Ley 483 – LNP)

.

3.2.- Nota marginal errores de fondo y forma:

Por otro lado, desde errores de fondo pueden ser subsanados también, casi con el mismo criterio anterior, pero con la participación, lectura y otorgamiento de todos los partícipes con la expresa conformidad a la escritura y esa específica subsanación, esta nota debe emitirse en la parte de la conclusión de la escritura hasta antes de la relación de las firmas, rubricas e impresiones de –reiteramos— todos los partícipes, y esto se entiende, porque esa subsanación afectará precisamente a elementos de fondo del acto, como ser el número de la matrícula de folio real en una venta de inmueble, que al consignarse un numero erróneo, implica la transferencia en venta de “otro inmueble”, pero al subsanarse esto por todos los participantes del acto y el notario se tendrá por corregido ese error, por ello indubitablemente debe ser de conocimiento, y conformidad de los otorgantes.-

OMISIONES A SUBSANARSE.-
Asimismo hallándose los partícipes presentes en el acto de otorgamiento y/o conclusivo, mediando su solicitud y a sano criterio del suscrito notario, se debe subsanar en la CLAUSULA TERCERA DE LA MINUTA DE TRANSFERENCIA que antecede en el cuerpo de la escritura, la matricula (lleva un número demás) figura erróneamente como 30110200106844, siendo el correcto: 3011020010684; doy fe.- En fe de lo cual los comparecientes previa lectura de principio a fin por parte del suscrito Notario ASI COMO DE LAS OMISIONES OBSERVADAS que también fueron leídas ratifican el tenor integro de la escritura pública, la cual dan por bien efectuada, por lo que suscriben junto a mí el notario; de todo lo que doy fe.-

(Texto, ejemplo del autor)

Empero cuando la subsanación o corrección va a ser únicamente DE FORMA y no de fondo, pongamos el ejemplo: dice erróneamente que el domicilio de un otorgante es “lalagua”, cuando el correcto es “LLALLAGUA”; pues bien ese error de forma, puede ser subsanado en NOTA MARGINAL, hasta por el mismo notario.

ARTÍCULO 56.- (REDACCIÓN).
(…)
II. Cualquier subsanación de errores de forma deberá ser detallada mediante notas marginales, siempre que se traten de errores de forma y sean evidentes.
Las notas marginales forman parte del documento notarial;

(Art. 56 de D.S. No. 2189 – Reglamento a LNP, modificado por D.S. No. 3946, 19 de junio de 2019)
ARTÍCULO 65.- (SUBSANACIÓN DE ERRORES DE FORMA). Los errores de forma que no afecten al fondo podrán ser subsanados por la notaria o el notario de fe pública autorizante, en el protocolo y en la escritura pública, por propia iniciativa o a instancia de la parte que los hubiera advertido, a través de notas marginales.
ARTÍCULO 66.- (MODO DE SUBSANACIÓN). La subsanación podrá hacerse por diligencia en la propia escritura matriz por nota marginal en las que se hará constar el error, la omisión o el defecto, su causa y la declaración que lo subsane.

(D.S. No. 2189 – Reglamento a LNP)

Para lo referido –en la constancia de que cada notario, por supuesto, tiene personalizado su propio texto–, pongamos solo a manera de ejemplo de Nota Marginal por ERROR DE FORMA, la siguiente:

NOTA MARGINAL: (SUBSANACION POR ERROR DE FORMA, Arts. 65 y 66 del D.S. N° 2189 de 19/Nov./2014) El suscrito notario, declara, que erróneamente en el texto de la transcripción de la copia legalizada de acta tercera fila del formulario No. 5724078 de la presente matriz dice erróneamente: “…y diego que todo lo obrado por mi mandante, es plenamente válido” y debe decir: “…y digo que todo lo obrado por mi mandante, es plenamente válido”.- Corre vale y doy fe.- Ante mi Abg. __________________ Notario de Fe Pública No. ______, etc.-
(Texto, ejemplo del autor)

Sin embargo, dejar constancia que, cuando la escritura fue concluida corriendo ya al tráfico jurídico, no queda más remedio que emitir una nueva escritura, sea aclarando, adicionando, modificando o cancelando el anterior o primigenio, por los mismos otorgantes o por resolución judicial.

ARTÍCULO 67.- (ACLARACIONES, ADICIONES, MODIFICACIONES O CANCELACIONES).
Cuando la escritura pública haya sido concluida, sólo será posible realizar aclaraciones, adiciones, modificaciones o cancelaciones mediante una nueva escritura pública, para efectuarla se requerirá el consentimiento de los otorgantes o una resolución judicial, en concordancia con el Artículo 49 de la Ley N° 483.

(D.S. No. 2189 – Reglamento a LNP)

Como apunte final, reiterar que los notarios estamos apercibidos, que cuando una escritura merecerá cualquier cambio en otra escritura complementaria, la norma señala que necesariamente debe ASENTARSE ESA CONSTANCIA en la escritura principal o inicial.

ARTÍCULO 49. (ACLARACIONES, ADICIONES, MODIFICACIONES O CANCELACIONES). El instrumento público protocolar podrá ser objeto de aclaración, adición, modificación o cancelación, mediante otro instrumento público protocolar, debiendo asentarse constancia de tal extremo en el primigenio.
(Ley 483 – Ley del Notariado Plurinacional – LNP)

(Sugerencia de un sello para agregar una nota de constancia)

.

————————ooOoo————————

.

Iván Edwin Rosales Chipani.

Notario y Docente Universitario de Pre y Posgrado

.

————————————

NORMATIVA

Ley 483 – Ley del Notariado Plurinacional (25 de enero de 2014)

D.S. No. 2189 (19 de noviembre de 2014)

D.S. No. 3946 (19 de junio de 2019)

LEY 269 – Ley General de Derechos y Políticas Lingüísticas (02 de agosto de 2012)

BIBLIOGRAFÍA BÁSICA.

  • GUZMÁN, FARFAN, SAUL, Apuntes De Derecho Notarial, Tomo I, II, III, Editorial Nuevo Horizonte, 2004.
  • LEY DEL NOTARIADO PLURINACIONAL, promulgado el 25 de enero de 2014.-
  • MENDOZA ARZABE, FERNANDO, Tratado de Derecho Notarial, Editorial Jurídica    Conosur Ltda.,  Santiago de Chile 1993.
  • NERI, ARGENTINO I., Tratado Teórico-Práctico de Derecho Notarial, Editorial Depalma, República Argentina, 1976.
  • PELOSI, CARLOS, El Documento Notarial. Editorial Astrea. Buenos Aires, Argentina, 2006. 4° Reimpresión.
  • VILLARROEL, RAMIRO, Fundamentos de Derecho Notarial, Editorial Nuevo Horizonte, 2004.

BIBLIOGRAFÍA ELECTRÓNICA:

          (Cláusula Adic., Enciclopedia Jur)

  • Confirmación, la; Enciclopedia jurídica; Página Web; 10/12/2020 Hrs. 11:12,Disponible en https://n9.cl/93dzq

          (La confirmación, Enciclopedia Jur)

  • Convalidación, la; Enciclopedia jurídica; Página Web; 10/12/2020 Hrs. 15:07,Disponible en https://n9.cl/idgq

          (La convalidación, Enciclopedia Jur)

          (Doc Complementarios, Revista Notariado)

          (La ratificación, Enciclopedia Jur)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s